Entradas

Entrada destacada

Despierto sabiéndome mortal, Saúl Blasco con textos de Sergio Algora y Octavio Gómez Milian

Imagen
¿Qué es Despierto sabiéndome mortal?

 por Octavio Gómez Milian

Sergio Algora falleció la madrugada del 8 de julio del año 2008. Compositor y poeta, Algora alimentó sueños y noches durante toda su vida. La enfermedad y la muerte fueron parte fundamental en su obra, tanto que muchos de sus poemas parecen premoniciones de un final que le llegó a la edad de 38 años. Meses después de su muerte muchos de sus amigos comenzaron a recibir la visita de Sergio en sus sueños. Esas conversaciones marcaron un punto y seguida, agarraderas emocionales para sus más cercanos.
El actor Saúl Blasco y el escritor Octavio Gómez Milián adaptan alguno de los poemas de Sergio Algora con el hilo conductor de la muerte, el sueño y la aparición, buscando la redención en el homenaje en un montaje donde la voz de Algora actúa como preludio a su propia muerte y su vuelta fantasmal y onírica sirve como despedida inconclusa.
Despierto sabiéndome mortal se ha presentado en la III Edición del ciclo Perpendiculares que…

El ala izquierda. Cegador, I. Mircea Cărtărescu

Imagen
"Treinta años recuerdan las lágrimas de mis ojos. No estoy en mis cabales. Siento en mis oídos el susurro de la soledad, desesperado y tranquilizador al mismo tiempo, cómo oíaen otra época el susurro de los intestinos que rodeaban el útero de mi Madre. El gorgoteo del manantial de la cueva de su vejiga. A veces pasa el tranvía o, en la profundidad de la noche, ladra algún perro vagabundo o habla alguien en voz alta y todo él y todos estos ruidos le recuerdan a mi piel (pues seguramente en aquel entonces yo oía con la piel, como las arañas, como si estuviera completamente envuelto en mi propio tímpano) el eco lejano de la voz de mi padre, en una habitación miserable en la que yo todavía no existía. Muy joven, sin afectar, en camiseta, mi Padre pegaba la oreja la barriga de mi Madre y decía algo, y mi piel, tan fina con una pompa de jabón, oía sus palabras deformadas, como se oyen los ruidos de casa cuando te sumerges por completo la bañera llena. Me parecía sentir incluso el olor …

Media vida, Care Santos

Imagen
"Aunque la culpa es también de aquellas monjas, las nuestras y todas las demás, que nos obligaban a vendarnos los pechos para que no se nos notarán ni con el uniforme puesto. ¿Os acordaría ? Lola, tú fuiste la primera. Era una auténtica tortura, además de una humillación. Como ducharnos en camisón. Maldita sor Presentación, quería que nos avergonzamos de nuestros propios cuerpos, que nos avergonzáramos de nuestros propios cuerpos, que nos negáramos nuestra naturaleza. Igual que la iglesia obligaba a las Madres recientes a pedir perdón de rodillas por su supuesto pescado de impureza. Ese mismo tipo de superchería que nos prohíbe hacer mayonesa cuando estamos menstruando. Supersticiones para amansar a gente simple e inocente, que no piensa, que se cree todo lo que le dicen. Yo odio a las monjas de mi infancia cada vez que me veo desnuda en el espejo. Tantos años más tarde y todavía me siento incómoda."
http://www.caresantos.com/
Media vida, es una de las 10 novelas que ha escrit…

La tierra muerta, Sergio Duce

Imagen
Ayer fué la segunda sesión de las I Jornadas Culturales de la Biblioteca "Julio Cejador" de Ateca. Sergio Duce presentó por segunda vez su cortometraje, La tierra muerta; hubo una gran afluencia de público, todos los asistentes querían ver de nuevo al famoso director, guionista y productor de este corto que Sergio quiso rodar en su localidad natal. El mantenedor del acto fué Octavio Gómez Milián y la presentadora la encargada de la Biblioteca. Octavio le preguntó por los pormenores del rodaje, descuartizando la cinta en escenas que nos habían impactado en su visionado.Fuí conocedora del rodaje del cortometraje en Ateca, cuando los habitantes de la localidad hicieron de figurantes en algunas de las escenas durante tres días, pero yo no había tenido ocasión de verlo. Me impactó su argumento y su forma de contarlo;  el rodaje de las escenas más duras me parece que el resultado es extraordinario. En el coloquio se habló de reminiscencias o influencias y yo en cuanto ví el ambien…

Merecer la vida, Laura Serrano

Imagen
" Mi despertar fue en paz, igual que amaneció el paisaje después de la lluvia intensa que había caído durante la noche. Con la luz del día el comedor seguía siendo oscuro. Desayuné rápido y en silencio y a las ocho de la mañana ya estaba en la vieja escuela. El camino hasta ella era estrecho y había zarzales en las orillas. Saqué una llave grande y pesada de mi maletín de cuero y abrí la puerta. Los cristales estaban sucios, las mesas llenas de polvo y la chimenea llena de ceniza que nadie se había molestado en retirar el año anterior. Cogí una cuartilla y lápiz y escribí todo lo necesario que me haría falta para pasar allí el primer curso de mi carrera como maestra. siempre me ha gustado hacer listas, de pequeña las hacía para todo. Puse un uno en el centro de un círculo casi perfecto y apunté. Leña. No hacía demasiado frío y el sol que inundaba la clase daba una sensación de calidez bastante agradable, pero eso duraría siempre y como había comprobado, el invierno iba a ser duro…

Una madre, Alejandro Palomas

Imagen
" Siempre nos queda el deseo de querer saber. Eso era lo que decía en su última nota. Y eso fue lo que me vino a la cabeza mientras, sentado en el taburete, revolviendo el café con leche delante del camarero, decidía que si papá estaba allí sentado, que si él podía estar sentado, de espaldas a mí como si no me conociera, yo...quería saber. Y en ese momento, en cuanto decidí que no me iría del bar sin acercarme a su mesa y cerrar con él mi página de porqués, imaginé a la abuela sentada en su salón, con una libreta y sus páginas violetas llenas de listas. Le pedí al camarero un trozo de papel y  un bolígrafo. Él asintió, se secó las manos con un trapo, fue hasta la caja y volvió con una hoja cuadriculada y un lápiz. Me los dio con otra sonrisa llena de huecos y en los segundos que siguieron garabateé a toda prisa en el papel cinco breves porqués casi ininteligibles.

¿Por qué no fuiste al entierro de la abuela ¿Por qué te reiste de mamá y la llamaste idiota el día que vio que el ven…

El violonchelista de Sarajevo, Steven Galloway

Imagen
En el 27º aniversario, in memoriam. 

"Cuando llega la mañana, Flecha no va a la calle. Ahora que su adversario sabe de ella, ahora que sabe quién es, no puede arriesgarse a que la vea. Además, no hay nada en la calle que no haya visto ya. Lo único por lo que siente curiosidad es por ver si la pila de flores ha crecido. 
Empieza a sentirse descorazonada por todo lo que no sabe. Hasta hace poco no tenía este problema. Piensa que tal vez todo empezó con el violonchelista, pero no lo recuerda con exactitud." 
Novela escrita en el 2008

El cerco de Sarajevo, duró desde el 5 de abril de 1992 hasta el 29 de febrero de 1996. Murieron unas 10.000 personas y 56.000 sufrieron heridas. Todos los días caían en la ciudad un promedio de 329 morteros; diez mil apartamentos quedaron destruidos y cientos de miles sufrieron desperfectos. Los líderes del ejército serbio bosnio, Radovan Karadzic y Ratko Mladic, fueron  acusados en 1996 de crímenes contra la humanidad por el Tribunal de la Haya; Karad…