lunes, 24 de julio de 2017

Las mujeres que hay en mí, María de la Pau Janer


(...)" Se reían a placer. Luego se miraban con unos ojos más limpios, liberados de aquellos velos que va depositando la vida que se vive tristemente. Elisa era la causa de su gozo. Primero, la amaron porque era una prolongación de la madre muerta, después se convirtió en el centro de atención de sus existencias. Era una muchacha que derrochaba ilusión por la vida."

(...) "Una persona no puede predecir el espacio de existencia que aún le queda por saborear. Es una cuestión de los hados, que son caprichosos. Nos sorprenden cuando menos lo imaginamos. Nos reservan épocas felices, días de dudas, las angustias y los miedos."(...)




Es curiosos que una persona que le gusta escribir sobre lo que lee, no le guste leer el resumen o las reseñas que se hacen de los libros, en mis reflexiones sobre la lectura intento no resumir, siempre lo he odiado, hasta en el cole, cuando te hacían escribir sobre las vacaciones, yo escribía reinterpretando esos días con lo que había sentido o vivido, las sensaciones que me habían llegado por la vista mirando el mar a lo lejos, o compartiendo juegos con mis hermanas y primos. Ahora y en estos días calurosos de verano en los que me dejo acariciar por las palabras, escritas en los poemas o en las novelas, llegan hasta mí lecturas de otro tiempo (un regalo perfecto antes del verano). Escritas con otros anhelos y con otras pensamientos, pero que llegan a mi de la mano de quien regala, o de quien habla de ellas, ... así es como me encanta su lectura. 
Y esto es lo que ha pasado con este finalista a premio Planeta del 2002, olvidado en la estantería, reemplazado por otras lecturas, quizás menos interesantes, o no. Las mujeres que hay en mí, sorprende por su prosa delicada, por sus frases bien construidas, por esa facilidad de la escritora de llevarnos de la mano, hacia la cama como si fuéramos niñas y contarnos un cuento, un cuento de adultos que, como a Sherezade, nos deja con las ganas cuando dejamos de leerlo.
Me alegra además haber leído esta novela ahora, porque así recuerdo el curso de escritura creativa, que en esta fechas, estaba realizando el verano pasado en Teruel, de la mano de Espido Freire y de su hermana, Mila Freire: los cuentos, la atracción de una historia tiene que ser como la de un cuento, en el que los personajes, representen, un mito primigenio; y la historia nos envuelva en amores y circunstancias propias de una tragedia griega.
Tres mujeres, un hombre y una sóla vida para poder amar.
Además es una historia escrita por una mujer, María de la Pau Janer, y en la que las protagonistas son mujeres, tres mujeres en una o viceversa, una historia de amor y de muerte. Una novela espléndida, que espero que os guste.

MJ

Resultado de imagen


2 comentarios:

  1. hola! un placer descubrir una autora tan buena como dice tu reseña, no importa que haya sido olvidado en su momento, ahora te toco a ti descubrirlo para otros ojos! gracias y te compartimos, saludosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, buho siempre tan oportuno.

      Eliminar