sábado, 16 de abril de 2016

Poesía, poesía, poesía,...


Me he acostado con las palabras y los poemas del espectáculo de Luis Cebrián y Octavio Gómez, (y todas sus referencias literarias) ayer en el Poeta eléctrico y me he levantado con los poemas de Susana Serón, que como mis lecturas llevan a otras lecturas de poemas  y a otros poetas  (Isabel Salas).
El Jueves pasado también estuve en Conversaciones con el autor, en la visita de Benjamín Prado a Calatayud, que además de un gran escritor de novela, es un gran poeta, y como el dijo cuando le preguntaron sobre quién leía mucho, pero no leía poesía, y comentó que no podía entenderlo, y quizá es que, aplicandolo a mí, no le he dedicado mucho tiempo a la poesía y por eso no me gusta, mi compromiso después de encontrarme en el camino a estos grandes poetas es intentarlo, y dedicarle tiempo.
Hay van algunas sugerencias de blogs de amigos y conocidos.
MJ

Mira conmigo las estrellas : Susana Serón Sánchez

Vacío

Palabras sepultadas
Con lágrimas de hielo
Suturas en los labios
Agujas en el corazón
Distancia que ahoga
Lloros inconfesables
Tejidos con incomprensión

Vacío.

Almas portando cadenas
Plenas de angustia
Vestidas de tinieblas
Cerrojos impuestos
Eclipses de dolor
Telarañas amargas
Absurdo caos ordenado.


Vacío.


Benjamín Prado

Historia de Isabel (fragmento)

I

Era esta misma casa. Eran calles de junio,
casi azules;
muros ensimismados,
plata líquida,
lentas persianas del atardecer.

Qué raro este silencio,
la niebla deambulando por las habitaciones.
En el jardín,
                          las hojas de otoño son cometas
que giran en la órbita de algún sol extinguido.

Qué raro el corazón a la intemperie,
el corazón en vilo,
la luz descarrilando en los cristales,
qué raro el corazón.

Miguel Angel Urgel 

Ángel Guinda

Un hombre feliz

Fue feliz compartiendo
los cantos y las risas,
la pobreza, el dolor.
Retozando en la escarcha,
comiendo y bien bebiendo.
Alegre a pleno sol,
solo en el descampado
o entre la muchedumbre.
Fue feliz de estar vivo
y afrontar las desgracias
ajenas como propias,
sereno o agitado;
liviano haciendo el muerto
sobre la piel del mar.
Fue feliz desterrado
de la realidad.
Feliz bajo la noche
coronada de lámparas,
en batallas de amor
que hacen temblar las sábanas.
Fue feliz derribando
murallones de lágrimas,
hablando con los astros,
escuchando a la muerte.
No descarta
ser feliz bajo tierra
mientras sigue la vida.


(de Catedral de la Noche)

Ana Lacarta


LA NOCHE DEL ARMADILLO

Resulta inquietante

pasar otra noche en blanco

calculando la subida del Euribor

la amortización de la amistad

los elevados costes del amor

hasta caer rendida por el sueño.

Y a la mañana siguiente

descubrir perpleja

la perturbadora presencia

de un armadillo bajo la almohada.


1 comentario:

  1. Ahora mismo si lees ésto es porque sintiéndolo mucho (no lo suelo hacer, de verdad), es que entro de cuclillas para dar a conocer un concurso por si te interesase. El motivo es porque me haría ilusión que llegase a un grado mínimo de personas, y claro, si me paro a leer a todo el mundo en éstos momentos pues no sé si a una gran mayoría le podría llegar mi propuesta.

    Propongo dar uso de una nueva palabra, ''Criptear'''... y os animo a que participéis a éste concurso literario que he compuesto.
    http://noa1000words.blogspot.com.es/2016/04/i-concurso-nueva-palabra-criptear.html


    ¡Espero que guste!

    Noa

    P.D: Si te llega a molestar un poco o algo mi mensaje, por favor házmelo saber. Lo comprenderé. Muchas gracias.

    ResponderEliminar